Saltar al contenido
MENÚ
ENVÍO GRATUITO*

Busto de Ariadna. 30 cm

¡Envío GRATIS península a partir de 50€!Se puede enviar en 5 dias Existencias: 1

174,00

Producto disponible

Pago seguro: Formas de Pago
Financiación rápida y fácil: Formas de Pago
Certificados de Confianza: Formas de Pagoekomi 5 estrellas

Descripción

Escultura de un busto de Ariadna, reproducción de alta calidad realizada en mármol moldeado (polvo de mármol + aglutinante). Terminación con una ligera pátina de envejecimiento a base de tierras naturales que le dan a la estatua una textura y apariencia de una escultura embellecida por el paso del tiempo.

  • Medidas totales: Altura: 31 cm; ancho: 15 cm; fondo: 17 cm.

Escultura de singular belleza ideal para decoración o para realizar un distinguido regalo. El busto que ofrecemos goza de una especial elegancia y delicadeza, expresada en sus líneas. Esta figura posee una magnífica presencia para ser utilizada en decoración de interior (salones, vestíbulos, bibliotecas y despachos) así como en exteriores, terrazas y jardines, resistente a las inclemencias del tiempo.

Reproducciones de esculturas inspiradas en piezas originales de museos. Arte clásico.

Reproducción de una escultura que representa a Ariadna, realizada a partir de una obra original esculpida por el artista italiano Leone Clerici (final del siglo XIX). El Dios Dionisos se enamoró de la bella Ariadna (hija del rey Minos)  y fue llevada al Olimpo por el Dios. Es un símbolo del amor entre lo divino y lo humano.

Ariadna era la hija del rey Minos de Creta. A la llegada a la isla de un grupo de atenienses ofrecidos como tributo a Creta, para ser sacrificados al Minotauro, Ariadna ofreció su ayuda al príncipe ateniense Teseo para poder salir del Laberinto una vez que hubiera derrotado al monstruo. Para ello Ariadna le entregó un ovillo de lana, cuyo hilo Teseo debía desenrollar desde la entrada, y así poder encontrar la salida de nuevo. Sin embargo, a pesar de su ayuda, tras salir de Creta, Teseo abandonó a Ariadna en la isla de Naxos. Un día  se presentó en la isla Dionisos y su cortejo. Al ver a Ariadna, el dios del vino y el entusiasmo se enamoró de ella, uniéndose en matrimonio y ascendiéndola al Olimpo.

Las reproducciones de estatuas clásicas que representan figuras mitológicas, como este busto de Ariadna, aportan un toque elegante a la decoración del hogar, ayudándonos a evocar y traer a nuestros días los mitos de la antigua Grecia.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Busto de Ariadna. 30 cm”

Preguntas y respuestas de los clientes

Todavía no hay preguntas. Sea el primero en hacer una pregunta sobre este producto.

¡ÚNETE A NUESTRA FAMILIA Y CONSIGUE UN 10% DE DESCUENTO! No te pierdas nada y recibe nuestros regalos, descuentos y mucho más!